Preparando el viaje por Italia: subida a Pradollano (Sierra Nevada)

Enviado por Jose en Mar, 08/02/2011 - 23:57

Como ya hemos comentado en otros artículos, estamos preparando un viaje por Italia en bicicleta. Es un viaje relativamente duro, tanto por los kilómetros acumulados (1300 kms aproximadamente) así como por los desniveles existentes a lo largo del recorrido, ya que pretendemos ascender al volcán Etna hasta los 1800 metros aproximadamente, así como al Vesubio. Por todo esto, nos ha parecido apropiado hacer una subida a Pradollano a 2100 metros de altura, para probar el material y nuestras piernas, así como comprobar cómo se comportan las bicicletas con carga elevada.

Bicleta con carga prevista para futuro viaje a por Italia

Una bicileta con tanta carga de inicio plantea diversos problemas, por ejemplo la presión de los neumáticos deber ser elevada con lo que amortigua peor, el portaequipos ha de ser bastante fuerte para soportar el peso de las alforjas y muy importante es que éste tenga unas varillas posteriores que hagan que las alforjas no se metan entre los radios, además de tener el peso equilibrado. En este caso, hemos optado por unas alforjas medianas, con bastates bolsillos laterales para poder departamentar todos los elementos del viaje, y un pequeño bolso de mano que se acopla en el manillar de la bicicleta, muy útil para llevar los documentos más importantes. Este bolso nos ha hecho modificar la ubicación de la linterna de la bicicleta para la luz delantera, teniendo que colocarla en la unión de la amortiguación. Además de estos dos elementos, alforjas y bolso de mano, el equipo se compone también de una colchoneta espuma bastante densa, que aunque muy pesada, compensa por su comodidad.

Peso de la bicicleta con la carga prevista para el viaje

Alrededor de los 30 kg de carga es bastante para arrastrar de ellos y sobre todo, cuando hay que superar pendientes de grandes desniveles como puede ser el caso de la subida al volcán Etna, por eso es muy importante probar todos los elementos de la bicicleta y detectar los posibles defectos.

Una vez en marcha, comenzamos a ciclar en dirección a Sierra Nevada por una carretera que siempre tiende desde el principio a subir. Hemos optado por hacer el recorrido por la antigua carretera de Sierra Nevada. Al abandonar ya la carretera de Pinos Genil rápidamente comenzamos a subir con porcentajes no muy elevados, pero sí muy constantes; si bien al principio la subida tiene muchas curvas con grandes sombras, una vez que ésta empalma con la nueva carretera que llega hasta Pradollano, se convierte en tramos muy largos e interminables sin apenas sombras para resguardarte del sol del mediodía, además de cruzarnos con muchos vehículos que aprovechando el buen estado del asfalto, nos superan a velocidad muy por encima de la permitida, afortunadamente el arcén es bastante ancho y podemos ciclar a distancia de los coches. Superamos los 1000 metros de altura sin mucha dificultad, porque las piernas aún están frescas y la altura no es muy elevada. Ya a media subida, encontramos una zona de falsos llanos e incluso alguna leve bajada, que nos encamina ya hacia los 2000 metros de altitud. Es sin duda, en el último tramo donde el camino se hace más duro, una vez cerca de los 2000 metros de altura y entre los kilómetros 28 a 31, la carretera parece que se suaviza, pero será por la altura o por el peso que arratramos, se nos hacen bastante largos. Por fin estamos arriba, desde donde tomamos la panorámica de la sierra, ya sólo nos queda el regreso con un largo descenso que se hace sin ningún percance para culminar una minietapa de 75 kms.

Panorámica